HAZTE SOCIO contraseña olvidada
Twitter Facebook Google Plus Linkedin email

ESCOGER BIEN A SU COPARENTAL

La co-paternidad no es todavía un sistema familiar frecuente, a pesar de que se encuentra en pleno crecimiento. En nuestra site y página le guiamos para que tenga éxito en su proyecto de coparentalidad. Antes de buscar al co-padre, es necesario que se formule usted las preguntas básicas. Estas preguntas son esenciales para definir el tipo de persona que es más adecuado para convertirse en coparental con usted:
• ¿Cómo se lo imagina?
• ¿Qué espera usted de él?(carácter, situación socio-profesional, apariencia física …)
• ¿Dónde podría encontrarlo?
• ¿Qué tipo de vínculo desea que tenga con su hijo? (autoridad, relación, custodia compartida) Al planificar y proyectarlo en el futuro, podrá definir mejor el perfil del co-padre que puede escoger. Asegúrese de que tiene las cualidades que corresponden a lo que usted desea, pida consejo a sus allegados con el fin de tener una opinión objetiva y valorar todos los detalles decisivos en su elección. La coparentalidad es una decisión poco frecuente, usted tendrá la tentación a asumirla en soledad, pero es aconsejable que cuente con la opinión de sus familiares y amigos para tener en cuenta sus consejos y recibir su apoyo.

¿CÓMO AFRONTAR LA EDUCACIÓN DEL NIÑO?

La coparentalidad inquieta a los medios de comunicación y a las instituciones, por el hecho de que el niño crezca solo con uno solo de sus padres biológicos, con parejas homosexuales o en familias monoparentales. Sin embargo, esta misma situación a menudo viene impuesta en otros casos como, por ejemplo, a consecuencia de un divorcio. Los niños consiguen educarse bien, y a veces hasta experimentan el alivio de salir de la situación en la que sus padres no se entendían, y logran ser más felices tras su separación. Los niños de co-padres se educan como el resto de los niños, basta con que reciban el afecto, la atención y la autoridad que necesitan. En la coparentalidad deben establecerse ciertas reglas para alcanzar el equilibrio:
• ¿Quién se hace cargo de la guarda y custodia del niño, y de qué modo (Guardia y custodia alternada y compartida)?
• ¿Quién se ocupa de cada cosa (¿buscar una niñera, escojer las actividades de ocio del niño, ayúderle en sus deberes?)
• ¿Cómo se reparten los gastos entre los copadres (¿ropa, alimentación, material escolar, mobiliario, etc,?)
• ¿Cómo se le explica la situación al niño? ¿Cómo va a llamar a su co-padre? ¿El co-padre va a ayudar también durante el embarazo: ¿va a acompañar a la mujer embarazada a sus citas médicas, y va estar presente en el parto? Para fijar todos estos puntos, los co-padres necesitarán mucho tiempo para dialogar, con el fin de ponerse de acuerdo sobre el proyecto de futuro que quieren compartir.

GUARDIA Y CUSTODIA COMPARTIDA Y COPARENTALIDAD

Antes de ser co-padres hay que resolver preguntas tan serias como el modo de establecer la guarda y custodia del menor. ¿Cómo van a repartirse los papeles parentales? Cada familia coparental encontrará su propio equilibrio con arreglo a las disponibilidades de cada uno: horarios de trabajo, distancia geográfica, capacidad de la vivienda que acoge al niño. La guardia y custodia compartida y alternada es una solución equitativa, que permite, tanto a los niños como a los padres, desarrollarse plenamente en sus relaciones. Sin embargo, para que este sistema familiar funcione, deben de darse ciertas condiciones favorables:
• La escasa distancia geográfica entre las 2 viviendas con el fin de facilitar las idas y venidas del menor a la escuela, y sus actividades de ocio en cada domicilio.
• Disponer de una habitación lo suficientemente equipada en ambas viviendas, para evitar traslados pesados entre ambos domicilios
• Tener horarios de trabajo compatibles con los horarios escolares. De todos modos, el establecimiento de una guarda y custodia alternada no depende únicamente de la voluntad y disponibilidad de ambos co-padres. El niño también debe ser escuchado en este caso, por muy joven que sea: ¿Necesita tener a uno de los padres más cerca para su equilibrio emocional? ¿Cómo valora el hecho de tener dos viviendas? ¿Se siente más tranquilo quedándose principalmente en un solo domicilio? Lo cierto es que la guardia y custodia compartida y alternada es una solución factible entre coparentales, pero no la única, ya que existen otras posibilidades.

DERECHOS Y DEBERES DE LOS CO-PADRES

Si bien la ley todavía no ha regulado el estatuto referente a los co-padres, sin embargo están muy claros los derechos y deberes de los padres respecto al menor, lo cual implica que, o bien el mismo ha sido legalmente reconocido por ambos, o judicialmente han sido declarados co-padres.

DERECHOS

Los padres (y por tanto también los co-padres), tienen el derecho de ver a sus hijos, de vivir y establecer un vínculo con ellos y de darles una educación ... Estos son los derechos básicos, además de otros muchos. Por otra parte, los niños también tienen derecho a conocer y visitar a los abuelos, incluso en el caso de co-paternidad.

DEBERES

Como todos los padres, los co-padres tienen como obligación educar a su niño, velar por su bienestar material y moral: orientarlos, darles afecto, facilitarles ropa, juguetes y otros bienes materiales que necesitan para para aprender, crecer y divertirse El co-padre tiene la obligación de vigilar y controlar al niño:idas y venidas, correspondencia, comportamiento, actividades En el caso de la coparentalidad también es posible establecer por vía judicial el importe de la manutención o pensión alimenticia del menor.

PREGUNTAS / RESPUESTAS FRECUENTES

¿Cómo llamar a los co-padres? ¿Papá, mamá? Estos términos son los frecuentes en una familia "estándar", pero ¿cómo llamar a los padres en el ámbito de una pareja homosexual o de una familia coparetal? Al igual que los nombres de los abuelos han evolucionado en los últimos años, los co-padres deben de ser imaginativos en la búsqueda de denominaciones distintas a «papá o mamá», y deben encontrar un término que refleje la imagen del padre y de la madre. ¡ Sea creativo! ¿Qué domicilio elegir para el niño? La coparentalidad por definición, implica que los co-padres no viven juntos, por lo que el niño debe tener dos domicilios. El bienestar del niño debe prevalecer en la elección de la vivienda principal, en función de: la distancia con la guardería infantil, la escuela, los espacios de juegos y de ocio, los médicos, los abuelos, la niñera. Estos aspectos prácticos son los que deben de ser valorados, así como los sentimientos del niño. ¿La coparentalidad es legal? Concebir a un hijo es un derecho para todos. Nada impide que se pueda ser padre ni co-padre. Por definición, los co-padres se hacen padres juntos, de manera voluntaria y consciente. El hecho de reconocer al niño como co-padre, origina derechos y obligaciones frente al hijo. La coparentalidad está permitida en Francia.